Considerada como una de las bandas más representativas del Brit-Pop de la segunda mitad de los 90’s, The Verve pasó a la historia de los grandes tras cosechar Urban Hymns (1997). Al poco tiempo de su lanzamiento, canciones como Bitter Sweet Symphony, The Drugs Don’t Work y Sonnet simplemente se tranformaron en himnos, marcando a toda una generación ávida de melodías melosas y líricas existenciales.

Antes de eso, A Storm in Heaven (1993) y A Northern Soul (1995) ya habían hecho lo suyo en materia de éxitos, pero no fue hasta después de Urban Hymns (1997) que la banda saltó a las ligas mayores encabezando los principales rankings de la época.

La presión de los intensos festivales y la prensa intervendrían más tarde, cuando en 1999 la banda decidiera separarse aludiendo a diferencias creativas. Pasaron ocho años y sus integrantes dejaron de lado su enemistad para trabajar en su última placa conocida hasta ahora: Forth (2007), un álbum enérgico que a pesar de contener pegajosos singles como Love is Noise y Rather Be, tuvo un tibio recibimiento por parte de los más fanáticos.

El disco los llevó a girar por diversos lugares del globo, incorporándolos también a importantes festivales como el Glastonbury del año 2008.

Es así como la noche del 29 de junio quedaría en la memoria de muchos, gracias a la implacable presentación que los músicos brindaron en este multitudinario evento británico. El concierto fue breve, pero recorrió los temas más representativos de su carrera y finalizó con un emotivo Richard Ashcroft agradeciendo a la concurrencia por el fiel apoyo demostrado todo estos años de intermitencia musical.

Lista de Temas:

01. This Is Music
02. Sonnet
03. Space and Time
04. History
05. Life Is An Ocean
06. Velvet Morning
07. Rolling People
08. The Drugs Don’t Work
09. Lucky Man
10. Bittersweet Symphony
11. Love is Noise