Fotos: Carlos Hevia

Poncho llevó su ritmo hasta el LG Optimus Stage, donde se reunían miles de amantes de la música electrónica ansiosos por moverse.

El trío argentino compuesto por Javier Zuker, Leandro Lopatín y Fabián Picciano, subió al escenario a las 15:35 de la tarde para desatar la fiesta. Como era de esperar, le hicieron honor al nombre de la banda, vistiendo cada uno, un poncho negros con lentejuelas.

Los trasandinos, que por primera vez se presentaban en Chile, mostraron una propuesta basada en visuales sicodélicas y beats agresivos desde la primera canción, como una declaración de principios y una invitación a bailar que no dejó indiferente a nadie en el escenario electrónico de Lollapalooza.

El show duró aproximadamente 50 minutos, haciendo un recorrido por lo mejor de “Ponchototal”, su álbum debut, y adelantando algo de «Carnaval«, su disco venidero.

Sin duda alguna, esta fue una buena carta de presentación, dejando en claro que en nuestro país hay lugar para el sonido envolvente y bailable de Poncho.