felipe grandon-la botanica del asfalto

Fotografía: María Jesús Gómez

En la fila y minutos antes de empezar el show, la gente que se reunía en la Sala Master conversaba y todos hablaban «del Felipe». A simple vista se notaba que el ambiente familiar no era solo un decir típico del recinto, sino que todos los parientes y amigos de Felipe Grandón estaban para ver el lanzamiento de su primer disco. «La Botánica del Asfalto» te envuelve en una intimidad tal, que solo así podía ser celebrado, siéndole fiel a su esencia.

Jeff Buckley sonaba en la espera, ídolo declarado de Javier Barría, productor del disco y quien acompañaría a la banda de Felipe. Luego de unos temas, Eternal Life se va de a poco en fade out y la banda entra. Sin mayor introducción comienza a sonar «La Canción del Caminante», tema que sirve de presentación del disco y también de autobiografía. La forma que elige para abrir el disco a corazón abierto y que se ve en tantas otras veces, como en «Benito Bullying».

A Felipe se le nota la inspiración en las ciudades desde lejos, siento que es de Santiago, pero hay algo de muchas partes de Chile en sus temas. Desde la verde portada del disco, hasta las letras que hablan de ciudades y lugares que no se encuentran en la gran capital. «Tu polen santiaguino», canta en Florencia y Las Zapatillas, donde resalta otro afán, el de cantarle a personas, a nombres concretos. Quizás estaban ahí mismo y él, sin dárselas de animador, los hacía palmear, silbar y corear los temas.

Además del disco en su totalidad, Felipe agregó al set list varios temas nuevos. Al ser temas escritos durante tres años -entre 2008 y 2010- se nota que el disco está más que digerido, su proceso fue tomado con calma y tampoco hay mayor afán en apurarlo. A ratos parece que Grandón toca en el living de su casa, cual niño en una reunión familiar. La casi hora y media de show pasa volando, entre bromas del compositor y las de sus amigos y parientes.

Un pequeño set acústico hace que el lugar se sienta aún más pequeño y que el horrible frío se pase por un rato. Aunque tenga una banda de seis personas, Felipe suena perfecto solo con su guitarra. Todos los efectos y sutilezas del disco suenan calcados en vivo, pero ningún tema se vio disminuido por ser tocado de otra forma.

Un pequeño bis, que trae de vuelta a Felipe con dos nuevas composiciones, y luego todos se despiden cual actores al final de una obra y se van. Los veinte segundos finales de Eternal Life suenan mientras su familia y amigos, y el público en totalidad, se van. En definitiva, el espacio pudo darle al show lo que un bar cualquiera no podría. Desde la producción del disco, hasta su lanzamiento, los temas, el lugar, Felipe ha hecho buenas decisiones.

Set List:

– La Canción del Caminante
– Juan Pelusa
– Florencia y las Zapatillas
– El Buen Hombre
– El Tipo
– Benito Bullying
– De Caña
– Santa María Platónica
– Lisa
– Pailahueque Futbol Club
– Trámite
– El Pelo
– Sexo
– Frío
– Re 6