lanzamiento-disco-primavera de praga

Ya parece costumbre entre las bandas chilenas lo de hacer el lanzamiento en vivo de un disco, tiempo después que la placa fue editada. Casi seis meses desde la edición de «La Vida El Cielo El Mundo El Infierno»,  Primavera de Praga por fin presentaba el disco en sociedad, la noche pasada en el Centro Cultural Amanda.

Para ser un evento tan anunciado, la cantidad de gente no pasaba de las entradas de cortesía, concursos y un puñado de emocionados fanáticos (entre ellos Fernando González). Con el balazo que fue escuchar los primeros acordes, la gente fue acercándose más hacia el escenario. Los parlantes sonaban a más no poder, lo que desde un principio hizo que, independiente del poco público, la banda hiciera presencia.

La velada prometía, ya que en los carteles se avisaban más de un invitado sorpresa. Álvaro Henríquez -productor del disco- Cristóbal Briceño (Ases Falsos) y Pablo Gálvez (La Medicina, La Reina Morsa) los acompañaron en distintos temas cada uno. El sonido estridente, que los tenía al borde de acoplarse, algunas veces los falló, pero la banda siguió adelante. La poca interacción con el público fue una gran señal de que los nervios los debían haber tenido concentradísimos en lo que realmente importaba: tocar.

Al fin y al cabo, lo de menos fueron los baches, cuando la casi hora y media de show se encargó de repasar el disco en cuestión completo y un par de singles de sus trabajos anteriores. Lo potente de temas como «Emperatriz» (con el que abrieron) y «La Vida y El Corazón» fue que supieron aprovecharse del sonido y llevar acabo un show realmente digno de un lanzamiento. Los Primavera deberían estar más que satisfechos.

Después de cuatro discos, pareciera que Primavera de Praga nunca logra estar en el podio de la música nacional. Con el apoyo de un sello, buenos productores y trabajos de gran calidad y además buenos hits, quedan opacados bajo el hype de alguna otra banda que pegue más. Quién sabe, tal vez con la música así de fuerte, anoche solo querían hacerse escuchar.