Santiago PopFestCRÉDITOS FOTOGRAFÍA: SANTIAGO POPFEST

Ya desde hace algún tiempo acá habíamos comentado sobre la realización del Santiago PopFest, una instancia que promete una visión diferente con lo referente al concepto de festival y que además muestra diversas cartas del indie nacional e internacional.

Por eso que mejor que hablar con Javiera Tapia y Daniel Hernández, organizadores de este evento, para que nos comenten sobre esta instancia que se llevará a cabo este fin de semana y de todo el trasfondo que ha conllevado el poder llegar a concretarlo.

¿Cuáles son las sensaciones y metas que quieren lograr con la realización de este festival?
R: Las sensaciones son excelentes. Hemos recibido tanto apoyo, cariño y gente que nos dice que están encantados de que se pueda llevar adelante algo así, renunciando a la posibilidad de financiarlo con marcas, en las que la complicidad entre público, bandas y organización sea total. También agradecer a los medios como éste que han difundido cada una de las noticias que se iban generando a pesar de que, desde el principio, explicamos que en la naturaleza de los Popfest no está dar acreditaciones, no existan lista de invitados en puerta y demás. O sea, que los que han querido hablar del mismo ha sido porque, de verdad, les interesaba.
No hay una gran meta a conseguir más allá de que todo salga lo mejor posible y los que acudan se lo pasen bien, disfruten de las bandas que conocen y descubran a otras que no.

¿Por qué la decisión de realizarlo con un aforo limitado?
R: En realidad no creemos que se vaya a llenar el aforo. La idea es que sea un espacio cómodo en el que los asistentes se puedan mover de manera natural. El espacio es importante y queremos que sea un especio de compartir. Si uno se siente oprimido en un concierto el disfrute es menor y la relación con los de su alrededor también. Se vuelve incómodo y a veces hasta genera una energía negativa indeseable. Así que dejar espacio suficiente consigue lo contrario. Y esa era nuestra idea.
Hemos elegido un recinto con una capacidad suficiente y, con suficiente nos referimos a que, dadas las características del Popfest en el que no existe el concepto de ganancias porque nosotros no recibimos sueldo alguno ni podemos quedarnos con nada de un posible superávit (que se emplearía en la realización de los previstos próximos conciertos o incluso en hacer más ambicioso el festival del próximo año), el número de entradas a la venta es el suficiente para pagar los gastos. Que son unos cuantos. Y a las bandas que han sido todas excepcionalmente generosas con sus condiciones, demostrando que habían entendido el espíritu del festival desde las primeras conversaciones con ellos.
Es lo mismo que el precio de las entradas. 25.000 pesos el abono o 15.000 la entrada para un día es el resultado de calcular los posibles asistentes entre los gastos que se han generado. Con ninguna intención de que costase ni un peso más de lo necesario. Quizá a alguno le parezca caro (son 12 bandas más los DJ, dos días, ha habido dos fiestas previas gratuitas…) aunque creemos que no lo es. De hecho no es caro ni barato, es el precio necesario para llevarlo a cabo sin ingresos extra como auspicios que, por la naturaleza del festival, no están permitidos.

¿Qué sienten que no siendo un festival tan rimbombante a nivel mediático como Lollapalooza o Frontera se hayan logrado hacer un nombre siendo considerados por varios medios un evento al cual hay que asistir?
R: La verdad creo que nuestro nombre confunde un poco. Nosotros nos vemos más como una tocata larga, de dos días, con 12 bandas, pero al fin y al cabo una tocata como la que organizan personas por el gusto de juntar bandas que les gustan más que como un festival habitual. Lo de festival viene de festivo y eso es lo que tratamos de transmitir, que sea una fiesta para los que vengan. Pero una fiesta moderada. Que desde un medio o, simplemente, un asistente considere que el Popfest es justo donde la apetece ir por el cartel, por las intenciones, porque se siente identificado con el espíritu del mismo sólo nos puede llenar de emoción, claro. Y esperamos responder a ello.

¿Cuáles han sido las mayores complicaciones para realizar este festival?
R: Ha habido un contratiempo: en principio estaba previsto en el Teatro Italia pero, como todos sabemos, en los últimos meses tuvo dificultades que llevaron a dejar de realizar conciertos en sus instalaciones como se venían realizando hace tiempo. Es un lugar precioso y esperamos que vuelva a poder ser un espacio más, de los escasísimos que hay en Santiago, para poder ser utilizado como recinto musical. Ese es un gran problema no sólo nuestro sino para toda la escena o más bien para todas las escenas musicales en la capital: la alarmante falta de espacios y las pocas facilidades para llevar a cabo instancias totalmente independientes.
Por lo demás, como hemos dicho, sólo tenemos palabras de agradecimiento a todos los que nos lo han puesto tan fácil dentro de la locura de organizar esto con voluntad y convirtiéndose en nuestro segundo trabajo aparte de los que nos permiten vivir. Esperemos que haya valido la pena.

¿Cómo ven la escena indie nacional? ¿Creen que en algún momento el despegue que ha tenido la saque de ese cartel y la lleve a perder la esencia del movimiento?
R: Nosotros estamos entusiasmados con la escena indie, o bueno, con la música chilena en general, sin circunscribirla. Nadie pensaba que hace 10 años Gepe, Dënver o Javiera Mena estarían girando por el mundo, abriendo un camino a los que venían detrás, centrando el foco en un país del que nadie conocía apenas ningún nombre de la escena independiente. Se ha cumplido una etapa y siguen saliendo bandas cada vez más diversas, ampliando el espectro. Este 2015 estamos asistiendo al regreso del pop-rock de guitarras dejando un poco de lado el pop electrónico que parecía ser la marca más potente de la escena indie en los últimos tiempos. Y, de verdad, nos entusiasma lo que vamos escuchando. Bandas jovencísimas, de edad y en su propia historia, con sonidos y actitudes llamadas a ser las que en los próximos tiempos estén tocando seguido y encontrando sus oyentes. Varias de ellas participan en el festival, gente como Trementina, Niños del Cerro o My Light Shines For You y otras estamos muy atentos a lo que hacen, como Patio Solar o Velódromo, que han sacado un material excepcional en los últimos tiempos. Creemos que el momento es excelente.
Y no creemos que el éxito lleve una pérdida en la esencia del discurso. Uno piensa en las exitosas carreras de bandas como R.E.M. Sonic Youth o Los Planetas por poner algún nombre en español, y su éxito no variaba sus convicciones o el espíritu de su búsqueda musical.

¿Con qué se va a encontrar el público asistente? ¿Habrá sorpresas?
R: Esperemos que se encuentre con un buen ambiente, con unas bandas que conozca pero también con otras que no y las descubra y que, a partir de ahí, las pueda seguir.  Para nosotros cada uno de los nombres está escogido por una razón, nada al azar. Todas esas bandas las escuchamos, las recomendamos, las tuiteamos…desde antes de tener siquiera la idea de hacer el Popfest.  Porque nos gustan, y como nos gustan tanto sabemos que le pueden gustar a mucha más gente. Por eso nos gustaría que los asistentes se acercaran desde primera hora para ver a todos ellos, aquí no hay nada para rellenar, para engordar el cartel sino que todos ellos tienen su razón de ser. Y nos encanta la idea de que haya bandas que tienen un solo single de dos canciones como Niños del Cerro, o bandas que estaban ahí antes siquiera de que nadie hablara o pensara en una escena independiente sostenible en Chile, con carreras de más de 15 años, como Les Ondes Martenot o Gameover.

¿Cuál es el futuro que vislumbran para esta instancia en el país?
R: El futuro lo va a decidir, por desgracia y de manera realista, que cubramos los gastos, que todos los pasajes, los equipos técnicos, la sala, los transportes, las comidas y, claro, las bandas sean pagadas con lo que se ingrese de los abonos y entradas que es el único ingreso para financiar el Popfest.  Si esto ocurre en un año habrá otra edición pero no sólo eso, nuestra intención es tener una programación estable a lo largo del año que unan una edición con otra. Veremos las fórmulas para hacerlo pero traer bandas inéditas, dar oportunidades a nuevas bandas que vayan saliendo, contribuir a crear el sentimiento de comunidad entre los asistentes y las propias bandas, que es lo que en realidad resume la palabra escena. Y tratar de demostrar que se pueden hacer las cosas de manera sencilla, sin tantas necesidades, con redes de apoyo y que hay un público dispuesto a que esto sea así.
Así que lo que esperamos decir el sábado en cuento pongamos la última canción en la sesión de Dj es: los esperamos en el Popfest 2016.

Sin dudas un imperdible de este fin de semana que esperemos logre continuar por muchos años más. A continuación están los horarios de cada día como también el himno del festival hecho por la banda nacional Gameover.

Viernes

08.30 – 09.00 Niños del Cerro
09.15 – 09.45 La Vuelta al Mundo
10.00 – 10.45 MARIANA PÄRAWAY
11.00 – 11.45 Planeta No
12.00 – 12.45 Los Días Contados
01.00 – 01.45 les ondes martenot
Sábado

08.00 – 08.30 My light shines for you
08.45 – 09.15 Felicia Morales
09.30 – 10.15 Trementina
10.30 – 11.15 gameover
11.30 – 12.15 Fakuta
12.30 – 01.30 Hidrogenesse