El pasado miércoles 13 de este mes tuve la oportunidad de reunirme con Matías Saldías, director y fundador del sello Mescalinael cual se encuentra en la ciudad de Valparaíso y cuyo nacimiento por el 2012 se basó en producir, difundir, distribuir y profesionalizar la música en la zona. Cuatro años después ya cuenta con un catálogo de varios artistas y se han preocupado de abrir nuevos espacios, por lo cual era más que válido el saber cómo han logrado en este tiempo un crecimiento sostenido y cómo ven la actual escena musical, en especial la respectiva a la quinta región.

Luego de acordar el lugar de encuentro (Café Taucare de Valparaíso), al llegar pudimos desarrollar la conversación acompañados de un té y un café con Tame Impala de fondo, la cual dejamos de forma íntegra a continuación.

Matías Saldías

  • ¿Cómo nace Sello Mescalina?

R: Yo soy productor musical y además guitarrista. Fundé el sello por el 2012, ahí editamos los primeros discos y más solamente con el afán de publicar discos, de poder tener una discografía tanto de mis proyectos como otros proyectos de amigos.  Yo estudié en la Escuela de Música de la Universidad de Valparaíso y allí había un montón de amigos que estaban haciendo proyectos interesantes así que la idea fue poder editar discos de lo que estaba pasando en mi contexto musical.

  • ¿Por qué enfocarlo netamente en Valparaíso?

R: Con el tiempo la idea de producir cosas de Valparaíso ha ido madurando porque como te digo el primer paso es producir cosas que están en el contexto, que no solamente tenía una relación discográfica sino también una relación de amistad. Tocas con ellos, te mueves dentro del mismo espectro, no es tan separado, y por lo mismo esa relación de contexto se da con los que tu habitas.  En mi caso son los de la Escuela y también de otras como la de la Católica o la UPLA, entonces por ahí nace el producir cosas que estén a nuestra mano, que las reuniones se puedan dar cerca, que yo pueda ir a las presentaciones, que nos podamos ver, y después eso va madurando con el tema de la descentralización, en Santiago hay un montón de proyectos y de cierta manera esos proyectos y sellos hacen cosas muy bacanes pero atraen también proyectos que son super regionales o de otro contexto.  Entonces en ese sentido siempre esta la duda de los profesionales de acá o de los músicos de irse o quedarse; también eso es una postura más política del tema que es que en Valparaíso hay un montón de músicos y un montón de propuestas entonces creo que puedo desenvolver mi pega tanto como músico y productor acá, el sello por eso solamente ha editado discos de Valparaíso y lo más probable es que lo siga haciendo hasta un punto donde nos sintamos más conectados con otras regiones, con otros lugares. De hecho en estos momentos estamos pensando abrir una convocatoria y poder hacer trabajos que conecten Valparaíso con otras ciudades ya sean nacionales o extranjeras pero siempre como punto central Valpo que es donde nos desenvolvemos.

  • ¿Cómo determinan los artistas que son parte del sello?

R: La línea editorial que hemos tenido y que ahora vamos a empezar a ampliar un poco es primero que sean proyectos de nuestro interés, de nuestro gusto y que nos evoquen algo; segundo que no tengan que ver con nuestro contexto, que lo hayamos visto, que sepamos que estén tocando, que éstén activos, que no sean proyectos de estudio o que quedan en el aire sino que realmente estén trabajando y que nosotros al trabajar con ellos se potencie. No que estén esperando a que llegue un sello y les saque 10 fechas o publicaciones sino que ya vengan con un trabajo.  Por otra parte en esta convocatoria vamos a considerar la diversidad de estilos ya sean folclor, rock, puede ser pop pero que estén trabajando y que estén aportando.

  • ¿Cual es la ganancia de tener un sello tomando en cuenta el tiempo en que vivimos donde la difusión es mucho más abierta y al alcance?

R: El trasfondo de generar un sello pasa por de repente canalizar ciertos trabajos que se estaban haciendo en la ciudad para organizarlos, que haya un solo punto donde se pueda encontrar ese disco, donde el trabajo quede en el tiempo.  No es como antes cuando los sellos eran un negocio, ahora es un tema más político de «aquí estamos, estamos en un período más complicado pero estamos haciendo cosas y están quedando en el tiempo».  Para nosotros eso es lo valorable del tema.  Todavía no encontramos una manera de financiar el sello, eso quizás va a pasar en mucho tiempo y le ha pasado a otros donde los primeros años van a ser inversión pero estamos quedando con un catálogo, un registro que tienen mucho más valor pero que no sabemos aún cuanto es.

  • ¿La idea del programa «Desde el Bosque» cómo se termina gestando?

R: La idea del programa se repite, es algo que habíamos visto mucho ya sea por Youtube o saber un poco más de las bandas y nosotros habíamos visto «From the Basement» o programas argentinos.  Viendo todos esos programas, creo que Rockaxis TV, pensamos en lo difícil que es llegar a bandas de acá o proyectos que no están en la misma onda o sintonía llegar a esos programas  entonces pensamos en realizar un programa que partiera con las bandas del sello pero que se pudiera expandir y hacer desde la quinta región.  De ahí nace la inquietud que la teníamos hace tiempo y recién el año pasado la pudimos concretar ya que teníamos un catálogo de artistas más grande, había un equipo de trabajo con el cual poder desarrollar eso y además nos habíamos ganado un fondo de la mñusica que igual nos daba espalda para mover a la gente, gastar lo que hay que gastar algo que no es menor.

  • ¿Donde lo graban?

R: Es un secreto (risas).  Lo grabamos en Casablanca en un sector llamado Pitama y desde ahí lo hacemos.  Me conseguí la casa y nada, ameter bulla allá.  Lo grabamos en tres días, grabamos cinco sesiones e igual fue un trabajo duro ya que hay que llevar el estudio e instrumentos entre pocos, el equipo no son muchos pero si pasaron hartos músicos, coordinar los tiempos, harta pega pero veo el resultado y vale la pena totalmente.  Es un material que queda en las bandas y también es una buena experiencia para nosotros para seguir produciendo cosas.  Ahora el programa esta saliendo cada dos o tres semana y ya para el segundo semestre va a salir al aire en el UCV Televisión la segunda temporada y ahí va a tener seis capítulos más que vamos a rodar ahora en Mayo y la gracia de este nueva temporada es que son bandas que es mucho más difícil que puedan llegar a esas instancias televisivas o de medios de comunicación.  La curatoria para la temporada, básicamente hay dos bandas que hacen música como de ensamble latinoamericano con mucha fusión, hay dos bandas de jazz y dos cantautores.  Por ello la segunda temporada la postulamos a un fondo de la música y esa es la gracias de trabajar con ello ya que puedes proponer cosas que no son comerciales y esta la cabida para eso ya que tiene que haber un registro amplio sobre el tema y no solamente lo que esta sonando en el minuto y son músicos profesionales que les están dedicando harto tiempo, energía y pasión a su arte entonces va a ser bueno que puedan tener ese registro y ese registro nos proyectamos nosotros que pueda tener exposición nacional e internacional.

  • Tomando en cuenta el ruido que ha generado Adelaida con nominaciones a premios y varios shows ¿ahora la idea es tratar de potenciar otros artistas del catálogo para que también logren esa misma exposición?

R: Bueno, el trabajo de Adelaida es el que nos gustaría se integrara en las otras bandas porque ellos trabajan a su dinámica, ya habían editado un disco, ellos se integraron nosotros para su segundo trabajo «Madre Culebra» y ya estamos trabajando la pre producción para un nuevo disco.  Es una banda que no para, que tiene muchas fechas y esta activa.  Nosotros tenemos un fuerte que es la producción, poder hacer discos , meternos al estudio, hacer las copias y esa es la pega de un productor fonográfico de un sello entonces para nosotros es super bueno trabajar con ellos ya que podemos proyectar ese trabajo.  Ahora están nominados a tres premios PULSAR entonces… ¿cómo iba la pregunta?

  • Tratar de potenciar a otros artistas del sello

R: Ahora estamos trabajando con varios artistas que van a sacar discos pronto o que ya sacaron discos que quizás tengan menos trayectoria que Adelaida pero que van por buen camino como Julio Piña, sacó un disco digital y en un mes más vamos a lanzar el disco físico de 16 canciones.  Es cumbia pero no es la que se esta haciendo tan mainstream, tiene una propuesta, a veces media sicodélica o rockera, y con ellos esperamos que el trabajo vaya en ascenso, lo mismo Molo que tienen más experiencia y también la Pía Zapata.  El año pasado ella lanzó un EP y ahora la idea es tratar de consolidar un trabajo más grande de 10 u 12 temas el cual comenzaría a producirse el segundo semestre, igual hay que considerar que los discos se demoran unos tres o cuatro meses para que salgan pero lo ideal es tenerlo grabado y listo éste año.

  • ¿Cómo ves la escena en Valpo? ¿ves que se esta expandiendo ayudando a potenciar la música en la región? ¿sirve para darla a conocer en otros lugares del país?

R: No es una movida conocida en Valpo y tampoco lo es nacionalmente.  Yo soy super crítico en ese sentido en que la ciudad no se reconoce como una ciudad musical, todavía no podemos dar el paso de que en nuestras radios locales se escuche más música de acá, de eso estamos lejos ya tomando en cuenta que en nuestras radios nacionales se escucha muy poca música chilena dentro de esa música la regional se escucha menos.  Hay algunos artistas que destacan como Chico Trujillo o la Pascuala Ilabaca, incluso la Sonora Barón, ellos han hecho esa pega pero el trabajo en general estamos al debe entonces nosotros como sello igual ponemos nuestro granito de arena con los otros sellos que son Recolector y Acople además de otras dos empresas del rubro de la música que están en Valpo que son Fanear y Sazoot que son aplicaciones, con ellos nos agrupamos e hicimos un gremio de la industria de la música y estamos trabajando para poder ver cuales son las brechas para poder llegar a alcanzar que la gente de la región y del resto del país conozca la música que se esta haciendo en Valparaíso y al mismo tiempo poder mejorar temas como el de la producción, que puedan sonar a gran nivel y que nuestros músicos puedan tocar en locales que sumen.  Creo yo que estamos en un punto medio crítico donde pueden haber locales, puede haber un auge pero estos locales no cumplen con los requisitos que pueden ser variados como el de insonorización donde puedes tocar hasta cierta hora sino hay multas o cierran, entonces eso hay que articularlo un poquito más allá quizás de una vereda más política con las autoridades, pero en eso estamos trabajando para desarrollar un pequeño plan para la música en la ciudad porque vemos que hay eventos que llevan mucha gente como el caso de las cuecas en Valparaíso es un tema que le he puesto harta atención porque tiene todo, más de un local donde funciona, donde la gente va a escuchar, bailar y tomar satisfacen sus necesidades, donde hay tres o cinco locales incluso (La Guitarra, Libertine, La Quinta de los Nuñez o la Isla de la Fantasía) donde tu vas sabiendo que es lo que habrá y están llenos.  Ese circuito esta cerrado y esta funcionando con posibilidades de crecer y son lugares típicos de la zona que aportan a la ciudad y desarrollo de la música ya que girando en torno a eso hay un montón de profesionales, músicos que viven de eso entonces ese es un punto super importante para analizar.  En cambio en otros estilos eso no se da tanto, no hay un local para tocar rock en el cual se sepa que hay cada día.  Es más complicado y por ello es que creo que debiera haber un circuito regional donde se puedan dar esas cosas, ya sea uno o dos locales donde tu sepas como espectador que se va a ver y escuchar bien, ahí yo creo que recién podríamos decir que tenemos un circuito pero así al minuto estamos al debe en un montón de puntos.. Por ejemplo esta el Ele Bar que cuenta con varios espacios y fucha técnica pero al mismo tiempo es compleja la relación que se da ahí porque, si tu vas un Sábado te puedes encontrar con algo metal, es demasiado variado y quizás la entrada salga más cara, no existe una constante.  Pero bueno, si no existiera el Ele Bar habrían mucho menos cosas a nivel musical, es casi el ñunico escenario que cumple con las condiciones adecuadas pero falta un circuito, a eso se podría llegar en un tiempo más con ciertos cambios en la política y mentalidad de artistas como locatarios que son más o menos simples siendo un beneficio para todos.  En ese trabajo estamos como gremio.

  • ¿Existe un cambio de mentalidad en los artistas regionales?

R: En el caso de nuestras bandas si.  En Santiago hay muchos más locales, hay un circuito de varios locales y en el caso de Molo, Adelaida o Julio Piña vamos a Santiago, estamos cerca.  Incluso es más fácil hacer fechas en otras ciudades que acá.  Por ejemplo Julio Piña hace poco hizo una gira al sur media express que estuvo buena, tuvieron cinco o seis fechas obteniendo un feedback de los locatarios muy diferente al de acá, están más prestos a las bandas, te reciben bien, te valoran.

  • ¿Y Uds como apoyan esa gestión para tocar en esos lugares?

R: Depende.  Julio Piña y Adelaida tienen hicieron una gira al sur hace poco, ellos tienen su orgánica y funcionan con su gente.  Nosotros en lo que podamos colaborar ya sea a través de un medio de comunicación o mover algunas cosas lo hacemos.  Igual nosotros estamos preparando una gira hace un par de años que es armar una gira con bandas del sello y llevarlas al sur para realizar algo educativo tanto en colegios u otras partes donde demos a conocer la realidad musical nuestra como también para que puedan interactuar con músicos de una manera más cercana.

Luego de una conversación posterior se dio por concluida esta charla que sin duda termina siendo un gran espejo de lo que esta pasando a nivel musical en una región que si bien parece tener una especie de renacer todavía se encuentra lejos de ser un epicentro musical.  Por lo menos ya existen personas y propuestas que buscan cambiar ellos.