Siempre hablar de Javiera Mena será algo complicado. El amor y odio por partes iguales que genera la intérprete de «Otra Era» sobretodo luego de su paso por el último Festival de Viña del Mar hacen que el ojo crítico sobre ella sea mucho más severo en especial cuando se trata de sus presentaciones en directo.  Por ello es que la jornada vivida el pasado 09 de Septiembre en el Teatro Condell de Valparaíso era una perfecta oportunidad para corroborar en terreno que es lo que ofrecía una de las artistas pop más importantes de la actualidad.

Luego de una prueba de sonido donde ya pudimos vislumbrar en algo el setlist que presentaría el teatro abrió sus puertas a los cientos de fans que obtuvieron sus tickets y llenaron el recinto gratis gracias a la gestión de CENTEX quienes organizaron este show bajo el marco del ciclo de integración IN-VISIBLE.  Ya las cartas estaban echadas y luego de una breve presentación la Mena saltó al escenario junto a su banda.

FOTOGRAFÍA: Juan José Almarza

FOTOGRAFÍA: Juan José Almarza

El comienzo con «Acá Entera» mostraba a la intérprete un poco apretada, quizás los nervios jugaron un poco en contra haciendo de los tres primeros temas una especie de estudio de ella con su público fiel mientras agarraba confianza a nivel vocal, algo que terminó por conseguir en «La Joya» y en especial «Sincronía, Pegaso», una especie de confirmación de que la fiesta pop ya estaba oficialmente en marcha mientras su grupo de baile (un aplauso aparte para ellas) se desplazaban y movían al ritmo de la música.

Luego de continuar con «Al Siguiente Nivel» (quizás una de las letras más himnos de esta nueva generación electropop) ya la voz no estaba en su máximo por lo cual fue un buen recurso recurrir a los temas más lentos como «Sol de Invierno» y «Esquemas Juveniles» logrando una comunión con los asistentes como también el perfecto descanso para comenzar a atacar los temas más bailables.

FOTOGRAFÍA: Juan José Almarza

FOTOGRAFÍA: Juan José Almarza

«La Espada» y un show que incluyó sables lasers volvieron a convertir al lugar en una pista de baile que vio como «Yo No Te Pido La Luna» marcaba el cierre característico de los músicos para darse un tiempo mientras el público ya rendido a sus pies pedía más (algo entendible sobretodo si tomamos en cuenta que varios de los que estaban allí no habían podido asistir a la celebración del décimo aniversario del «Esquemas Juveniles»).

FOTOGRAFÍA: Juan José Almarza

FOTOGRAFÍA: Juan José Almarza

El regreso fue rápido y bastante sorpresivo ya que luego de unas palabras dedicando la próxima canción a uno de los asistentes que conoció antes del concierto y que le había dicho que era su tema favorito se lanzó con «Como Siempre Soñé», un gran rescate de su trabajo debut que lleno de melancolía a los espectadores para finalmente rematar con «Luz de piedra de Luna» y dar por finalizada la jornada por todo lo alto.

Un recital que claramente demuestra dos cosas: la Mena no es la mejor vocalista de la actualidad en directo y por momentos se hizo notorio en algunos pasajes donde el apoyo de las coristas fue clave pero la capacidad de realizar buenas canciones y presentar un show a gran nivel son finalmente las grandes armas que la han terminado por convertir en la «estrella» que es dentro de la escena musical latinoamericana y eso es lo que sus fans como los que aprecian el estilo terminan por agradecer.

FOTOGRAFÍA: Juan José Almarza