El Sábado 16 de Noviembre y luego de varias cancelaciones por parte de diferentes músicos el Teatro Mauri SCD volvía a ofrecer en cartelera música en vivo siendo los protagonistas el grupo Saiko, una banda con una larga trayectoria y que de cierta forma sorprendía a varios con la realización de un show en una ciudad que como otras del país ha sufrido en demasía durante más de un mes.

El show sin duda terminó por ser un aliciente perfecto tanto para todos los asistentes que llenaron la sala como también para la misma agrupación que en medio de un setlist consistente mezclando temas de Saiko como algunos de la época solista de Denisse Malebrán, siendo ella una válvula de escape de la mezcla de emociones que hemos ido experimentado desde aquel 18 de Octubre todos los que nos encontrábamos en el recinto porteño.

Crédito Fotográfico: Francisco Hevia

Crédito Fotográfico: Francisco Hevia

Luego de la presentación pude conversar con Denisse y Luciano Rojas sobre diversos aspectos tanto musicales,  como de la contingencia los cuales pueden revisar a continuación:

  • ¿Cómo han sido estos veinte años desde el disco debut, el ahora verlo en perspectiva?

DENISSE MALEBRÁN: «Ha sido super loco, bueno yo creo que los músicos en general desde que hacemos discos queremos como hacer más cosas, cambiarlas pero creo que yo soy super respetuosa de ese proceso porque ese disco fue muy experimental, piensa que lo hicimos y nunca lo habíamos tocado en vivo, yo llegué por una audición, no era como la banda de amigos que se junta después del colegio a tocar.  Yo le tengo mucho cariño por lo que significó para mí, yo era una más de las cientos de cabras que hay en varias partes con talento pero que no tienen ninguna oportunidad de dedicarse a esto y fue como sacarme el Loto.  Fui a la audición, comencé a trabajar con ellos que ya tenían secuencias armadas y comenzamos a componer canciones al tiro, las melodías, algunas letras con Iván, fue para mi como haberme graduado, mi conciliación como compositora.»

  • ¿Y luego de esta etapa experimental cómo llegan a mutar a un sonido más de banda y por e cual se les asocia?

DM: «Al tiro.  De hecho con Luciano (Rojas) cuando terminamos el primer disco y comenzamos a tocar en vivo nos dimos cuenta que había una fracción (él y yo) que eramos un poquito más «rockeros» y el Coti (Aboitiz) era de tocar más teclados, de hecho al principio tocábamos con dos teclados y sin batería y para nosotros sentía que le faltaba mucho peso por lo cual integramos a un baterista a mitad de camino y de ahí conformamos que la banda debía ser más tradicional y de ahí comenzó el proceso de mutuación.  El segundo disco («Campos Finitos») ya tiene un sonido más rock y el tercero («Las Horas») lo hicimos con Luciano solos ya que Coti se había ido.  Yo creo que Saiko ha sido una constante transformación hasta el día de hoy.»

  • ¿Cuál es la fórmula para seguir juntos y presentes en la escena tomando en cuenta que Uds. fueron parte de una camada de bandas que ya no existen o que están haciendo especies de revivals pero sin ofrecer nada nuevo?

DM: «Yo creo que con Luciano la hicimos mucho más difícil porque eramos pareja entonces el mezclar las emociones, llevarte cosas de la pega a la casa y de la casa a la pega, no fue para nada fácil pero también tuvimos una experiencia enriquecedora desde el crecimiento que fue el habernos distanciado un momento que fue bien poquito pero en ese tiempo descubrimos las cosas necesarias para poder llevarte bien en una banda.  Es obvio que habrán diferencias sobretodo en esto donde uno convive mucho.. Fíjate que ahora contaba en el escenario que nos pilló este momento explosivo, el Viernes (18 de Octubre) que salen las tanquetas a la calle estábamos de gira y tanta instancia juntos claro que se crean momentos tensos y de discusión, de subir el tono o de pena pero la convivencia de una banda es muy superior a la de alguien que va a la oficina y luego a su casa, se comparte demasiado tiempo juntos y por ello es super entendible que muchas bandas se terminen separando.»

Crédito Fotográfico: Francisco Hevia

Crédito Fotográfico: Francisco Hevia

  • ¿Por qué si tocar en Valparaíso y no cancelar como varios lo habían hecho?

DM: «Bueno, yo no quise cancelar porque necesitábamos esto, era demasiado la tristeza, la desolación que sentíamos de estar fuera de nuestras canciones, de poder hacer un concierto porque hemos tocado gratis en varias comunas periféricas y poblaciones y para nosotros ha sido super rico pero han sido tres o cuatro temas a lo mucho, y teníamos ganas de tocar una hora, de poder ver y conversar con la gente.  Sentimos la necesidad de dar el puntapié acá y además yo sé que en Valparaíso es un lugar muy golpeado con lo que ha pasado, yo he mantenido contacto con la Pascuala Ilabaca, mucho con gente que ha estado acá y me contado lo brutal que ha sido.»

En esos momentos Luciano Rojas entra a la habitación para acompañarnos en la entrevista.

DM: «Yo creo que, corrígeme Luciano si me equivoco, cuando volvemos de la democracia para poder limpiar un poco esta etapa de división como que los músicos dejaron de hablar de política porque era como volver a lo mismo, no ganarte enemigos y la mayoría de los artistas se conformó con guardarse la opinión pero no fue nuestro caso, Saiko siempre ha sido un grupo super político.  Una de las primeras cosas que hicimos fue tocar en un acto de Lagos (Ricardo) donde estaban Los Tres y un montón de grupos y siempre hemos sido una banda política porque hemos mantenido un discurso en nuestra música, no somos una banda de protesta o para salir a marchar pero nuestros contenidos siempre han sido sociales y humanitarios como el disco «Las Horas» que fue dedicado a los detenidos desaparecidos pero también dentro del disco se hablaba de violencia intrafamiliar, en el 2004 cuando ni el gobierno tenía campañas en contra de los femicidios.»

LUCIANO ROJAS: «Yo lo catalogo como un discurso más humanista, lo político se puede adjudicar a lo contingente.  En mi caso por ejemplo con La Ley que fue posterior a Los Prisioneros dentro de esta seudo democracia era como esa intención que decía Denisse de volver a la música en términos más generales y no contingentes o partidarios entonces es natural que todo esto aflore ahora y va a durar un tiempo y también es bueno pero afortunadamente nosotros no tenemos que cambiar nuestro discurso.  Como bien dijo Denisse nosotros hemos sido de una línea todo este tiempo, nuestras canciones son actuales o contemporáneas entonces no me extraña también que las personas van a cambiar su discurso por las razones que estamos viviendo, bienvenido en todo caso pero algún momento irá a decantar, que esta emocionalidad latente tan álgida vaya de a poco apaciguándose. «

DM: «Quizás nuestra forma más metafórica de hacer música no se ve en contenidos tan directos pero «La Fábula», la primera canción y single que lanzamos decía «sabor amargo se sienten cuarteles», estábamos hablando de algo que en ese momento era como mal visto pero finalmente había un atrevimiento de retraer la historia de los milicos, esta cosa militarizada del país.»

  • ¿Qué les genera a Uds. el estar inmersos como músicos el ser una especie de catarsis para la gente en la situación actual?

LR: «Para nosotros no es cambiar nuestro discurso, nosotros somos los primeros realizadísimos con esta energía que se genera con la gente puesto que el impacto que se obtiene en estos días es mucho más emocional que «normales».  Suena irónico que nos sintamos realizados porque cumplimos el objetivo de llevar a la gente a ese estado, yo me siento orgulloso de Saiko el mantenerse en esa línea porque cuando se necesita como en estos momentos se reivindica lo que hemos dicho por muchos años.»

Crédito fotográfico: Francisco Hevia

Crédito fotográfico: Francisco Hevia

  • ¿Cómo viven la transversalidad generacional de la banda?

DM: «Es super bonito porque es algo que nunca me imaginé.  En nuestra cultura nueva no teníamos ejemplos de bandas que hubieran envejecido, los referentes eran Los Jaivas o bandas ligadas a otro estilo pero teníamos pocos referentes de bandas contemporáneas que traspasaran las décadas y saber si te iba a seguir pura gente de tu edad o íbamos a ganar más público, para mi era una especie de incógnita.  Ha sido bonito tener público de la edad de nuestros hijos o de gente que ha seguido a Luciano de antes que tiene más de cincuenta.»

LR: «Estoy orgulloso de la transversalidad de poder compartir con colegas de distintas generaciones hoy en día es un privilegio, el estar vigente pero no por nostalgia sino por estar presentes.»

  • Ahora pasando a otro tema que mencionaron en el show que dieron, ¿por qué no existen copias físicas de sus primeros trabajos?

LR: «En el fondo es un tema legal porque nuestros dos primeros trabajos fueron hechos bajo el alero de una industria discográfica y la industria no existe a nivel local e incluso mundial, entonces el material les pertenece por contrato.  Bueno, ese es otro signo de la contemporaneidad de nuestro trabajo que ahora estamos conversando con Universal para re-editar esos discos, tanto a ellos como a nosotros nos conviene para dejarle un testimonio físico a la gente y no solamente digital.»

LR: «Vamos a tocar el disco íntegro con del Coti, del track 1 al 10.»

DM: «La gracia para los fans es poder escuchar el disco completo en vivo, hay canciones que no hemos vuelto a tocar hace veinte años.»

LR: «Es un trabajo muy interesante para nosotros porque es el volver a la sonoridad que teníamos el 99, un disco que trabajamos con Rodrigo estando en México de mucha producción, todo el proceso fueron casi dos años y terminamos en Alemania mezclándolo y publicándolo a través de EMI en Chile.  Volver a sonar como esas canciones es un desafío que nos tiene entusiasmados y espero que a la gente también.»

  • ¿No incorporarle cosas nuevas sino mantenerse fiel a ese sonido?

LR: «Vamos a intentar ser lo más fieles posibles a como estaba en ese registro.»

Saiko

  • Se que es complicado hacer esta pregunta en estos tiempos pero luego de ese show cuáles son los planes futuros

LR: «A grandes rasgos veníamos con mucho trabajo, con varios planes, estamos constantemente trabajando en material nuevo, tengo entendido que tenemos una visita a México en Mayo del próximo año si es que todo sigue funcionando en pos de eso, armar el calendario para el verano y no se si antes o después lanzar un nuevo disco, puede ser un EP o canciones.»

DM: «Es que en realidad ya esta obsoleto el hacer «un disco».  El mercado digital cambio todo.»

  • Agarrándome de ese punto entonces están abiertos a las formas de trabajo actual por sobre los procesos que se hacían a comienzos de su carrera

DM: «Es que es igual que antes.  Los artistas en los años 40 o 50 sacaban singles, volvimos al origen.  Uno se va adaptando.»

LR: «Si, nosotros la primera experiencia que tuvimos de ese tipo fue con el disco «Las Horas» donde vivimos la caída de la industria discográfica.  Nos pudimos adaptar, fue un trabajo super sacrificado…»

DM: «No teníamos ni uno, fue hacer un disco sin plata.»

LR: «… pero terminó siendo el trabajo más exitoso de nuestra carrera.  Fue un aprendizaje a la fuerza super potente que nos acomoda muchísimo el sacar singles.  Quizás por sacar discos de repente descuidábamos un poco las canciones pero ahora nos podemos concentrar y luego de quedar satisfecho con el resultado podemos pasar a la siguiente y de ahí luego de tener unas seis o siete pensar en publicar eventualmente algo.»

  • Y para cerrar algo que es imposible no preguntar. ¿Creen que este «estallido social» tendrá un pronto final?

LR: «Esperamos que se calme un poco la cosa pero todo lo que espera la gente, los cambios que esperamos van a ser lentos, es que es muy profunda la crisis, tan importante lo que se esta haciendo, responsable porque esto no es para nosotros sino para las generaciones que van a continuar entonces los cambios lamentablemente no van a ser tan rápidos como la gente lo espera.»

DM: «Fíjate que observando la última semana legislativa ha sido impresionante la cantidad de cosas que han hecho, es un rasgo positivo del punto de que se pueden hacer cosas cuando hay voluntad pero tal como dice Luciano hay cosas que no son rápidas y más allá de los gestos lógicos de un gobierno que por ejemplo deje de matar gente o dispararles a los ojos, en términos políticos se empezó un camino pero es lento y hay que pedirle a la gente empatía aunque cuesta frente a la represión que están teniendo, entender que no es automático, que la solución es el cambio de la constitución pero que no se puede hacer de un día para otro y el camino es la participación ciudadana pero debe tener un plazo que se vaya dando por lógica y yo no sé de verdad que va a pasar en un año más, de verdad me angustia, obviamente yo estoy agotadísima, no se como será un año más todos los días enfrenándose a la violencia, a la ansiedad y angustia de que le pase algo a alguien porque todos los días nos enteramos de algo, es vivir en un ambiente en el cual no estábamos acostumbrados.  Yo espero no tener que vivir así para que estos gallos (políticos) se pongan a trabajar, que haya un clima no de normalidad pero si de resistencia pacífica pero que sigan avanzando en los cambios que hay que hacer.  No sé si se va a lograr, capaz que no, capaz que estemos un año con protestas y la gente en las calles.»

LR: «Nadie lo sabe pero básicamente desde nuestra trinchera como artistas es el poder a la gente darles espacios para exorcizar un poco esta presión existente y estamos conscientes porque la gente quiere que se cambie todo al tiro pero son cambios profundos de un sistema económico, político que es complejo pero debemos estar atentos a la jugada y hacer lo que sabemos hacer que es contener un poquito a la gente y darles ese espacio.»

Crédito Fotográfico: Francisco Hevia

Crédito Fotográfico: Francisco Hevia