Ambos artistas se conocieron durante una sesión de escritura organizada por el sello independiente europeo, The Hana Road Music Group, ubicado en Montreux, Suiza. Los músicos decidieron combinar sus estilos y crearon una canción que fusiona vibraciones latinas pegadizas con ritmos EDM, siendo probable que obtenga éxito popular al unir estos dos géneros musicales.

En palabras del propio Alejandro: «Ladrón es un producto de nuestro estado de ánimo lúdico, y creo que se escuchará en las pistas de baile de todo el mundo». Alejandro Reyes solo ha lanzado canciones en solitario, y su trabajo le valió el nombre de Embajador de Coca-Cola 2019 Suiza. Oriundo de Quilpué (localidad chilena), durante su infancia se trasladó junto a su familia a Europa, continente donde ha desarrollado una prolífica carrera de destacado reconocimiento en medios, redes sociales y streaming musicales, teniendo más de medio millón de escuchas en Spotify y casi millón y medio de streaming. Su estilo es representado por la mezcla entre un sonido avant-garde y urbano que no tiene equivalente en la escena musical latina actual. Por otra parte, Justin es un DJ progresivo de electro house, que anteriormente ha trabajado con artistas de la talla de Showtek, Tiësto y ha remezclado para Rihanna, David Guetta, Rita Ora, solo por mencionar algunos.