La canción, de corte intimista e invernal, propone una pequeña épica de la cotidianidad, debatiéndose entre el apego y el desarraigo que surge del enamoramiento fugaz durante el encierro, a través de guitarras cristalinas, la superposición de capas vocales y una suerte de orquestación de juguetes.

Portada por @sebastian_riffo_ y @chini.png

Portada por @sebastian_riffo_ y @chini.png

En fonética se usa para describir la forma que hace la boca para pronunciar letras como la “j” o la “g”. Es una manera que elige la autora para ocultar el o la  verdadero/a destinatario/a  de la canción. Chini explica: «Tal y como cambia el sonido de una «g» dependiendo si la acompaña una «u» o una «ü» (por ejemplo las diferencias al pronunciar «agüita» versus «guitarra») lxs seres humanxs  a veces parecemos cambiar y ser volubles dependiendo de quien nos acompaña. Es sobre empezar a cambiar progresivamente y sin darse cuenta, en torno al ser amado».

Fricativa Velar Sorda es el primer adelanto del  Ep “Ctrl+z” próximo a lanzarse en 2020. Fue producido junto a Martín Perez-Roa de estudios Niebla y masterizado por Arturo Zegers de Estudios 050, del colectivo Estudios Triana. La carátula es un collage entre un dibujo del artista (y también percusionista de Chini and the technicians) Sebastian Riffo y un videojuego bordado por la propia autora, representando el caos imperante y lo rídiculo de amar (o lo valiente de hacerlo) ad portas del abismo.