Skaldik podría ser una banda más en una lista de tantas que han sido parte de la escena musical del punk y ska en Chile. Sin embargo, es mucho más que eso: Skaldik es un proyecto colaborativo, donde no sólo importa la música, sino también la autonomía y el compromiso social.

La banda nace a fines del año 2014 y a la fecha tiene tres trabajos de estudio, en los que el skapunk y el ska instrumental confluyen para generar un sonido característico bombardeado de  letras testimoniales, a los que se han sumado sonidos y mensajes de sus diferentes viajes a lo largo de nuestro país y Latinoamérica.

Estos sonidos llegan a las plataformas digitales este 3 de julio con Kaóken, trabajo grabado el año 2019 y que a la fecha no había sido publicado en este formato. Con mezcla de ska, punk y sonoridades andinas, Kaóken fue grabado entre Castillo Sonoro, Skaldik house y el Salón del Skanking, para posteriormente ser mezclado y masterizado en Skaldik house.

Con una constante presencia en las fiestas y tocatas del estilo, Skaldik se perfila como una banda que definitivamente impregnará a la escena de conciencia social con sus canciones, mostrando que una vez más, los punks sí están haciendo ska.