«Petit Mal» es el primer E.P. de la artista Ana Sofía, que toma su nombre de un trastorno epiléptico infantil. El mismo consiste en sentir electricidad en el cerebro, y Ana Sofía descubrió que lo padecía en su niñez un día que se cayó y se golpeó la cabeza perdiendo el conocimiento: «Al entrar a la adolescencia se me pasó, pero hasta el día de hoy sigo sintiendo pequeñas descargas eléctricas en el cerebro de vez en cuando«.

Si de descargas eléctricas se trata, este trabajo está llena de ellas. Rebosante de ritmo, energía y sentimientos melancólicos bien característicos de géneros como el synth-pop y el new wave, este E.P. relata experiencias de amor, desapego y soledadEn palabras de Ana Sofía: «Una pena del corazón es un pequeño mal, que puede parecer enorme al comienzo, pero luego se transforma en parte de la vida.«

ana sofíaEn cuanto a sus inicios musicales, la artista recuerda escuchar hits de los 80’s en su infancia de la mano de Hall and Oates, Whitney Huston y Pet Shop Boys, que luego dieron paso a una adolescencia más emo acompañada de Trent Reznor, Ramones y The Smiths. Para este trabajo en específico tomó inspiración de los inicios románticos de Shakira, Cocteau Twins y la poesía de Sylvia Plath. Una mezcla sin dudas ecléctica, pero también característica de una generación que está abierta a todo y ve con los mismos ojos lo mainstream y lo alternativo.

Nacida en la ciudad de Santiago de Chile, la compositora y cantante ha sido parte de ciclos como Hawai Bombay y Bosque Libre, compartiendo escenario con Mariana Montenegro y Dindi Jane.

«Petit Mal» fue producido por Daniel Bande (Itesa, Nueva Costa) y lo acompaña un videoclip de la canción «Disimular», realizado por Carolina Sandoval.

Ana Sofía – ‘Petit Mal’

Música y letra por Ana Sofía 
Producido por Daniel Bande
Arte de tapa por Carolina Sandoval
Videoclip realizado por Era.Xvi