Canción atemporal, inspirada en eterna disyuntiva de elegir dos caminos, hacer lo que amas y ser feliz o hacer lo que no te gusta y vivir para siempre disconforme, esa es la idea principal del tema, con una letra directa como si te estuvieran hablando de frente. Comenzó como una especie de empujón para sí mismo y acabó publicada como segundo single de su naciente carrera musical.

Con percusiones acentuadas y guitarras suaves arpegiadas, influido por las guitarras de algunas de las canciones de Cerati, se funde en una balada pop con toques de rock y folk, sutil mezcla que contrasta con lo visceral del mensaje entregado.

«Dirigido a quienes necesiten un empujón de aliento para que se envalentonen y comiencen sus proyectos en mente, los concreticen» comenta Iván.

El single fue escrito, grabado, editado, mezclado y masterizado en 2×2 Records por Iván Cuarto.