Activar el espacio en vivo, los encuentros entorno a la música, fijar al arte como alimento esencial para el cuerpo y el alma. Josefina Espejo ha transitado su vida gracias a diversas expresiones sensoriales, centrándose por estos días en la importancia de la interpretación y la entrega de poder a través de distintos estrenos.

Luego de forjar un nombre en la movida independiente santiaguina, la cantante debutó este 2020 con su primer epé titulado Lilit Pt.1; un trabajo nacido de la pasión por los shows en vivo, que mutó hasta convertirse en 3 canciones ideales para introducirnos en su imaginario, que hoy se expande con una nueva historia.

josefina espejo“Fhumo” es la segunda muestra de lo que será Lilit Pt.2, luego de presentar “Cuéntame”. El estreno, que llega bajo el alero de Zilla Records, es una construcción diaria de Josefina, un encuentro con la marihuana que es mucho más que eso: es una promesa personal, un mantra sanador de cuerdas acompañando la fortaleza cándida de su voz. 

“Estoy súper familiarizada con la marihuana, trabajo con ella en lo personal y de manera medicinal, es mi compañera, me enseña. Considero que es una de las tantas cosas que nos han prohibido y es una planta maravillosa y maestra. Tiene que ver con la libertad de hacer lo que queramos, explorarnos, prometernos y cumplirnos, dice la cantante sobre el track.

Una invitación a fluir y conectarse, estar en la naturaleza, observar. Un grito que es mantra, que es analogía y que es planta, en la voz de una de las apuestas más sensibles de la camada contemporánea de músicas chilenas.