“Esto no es una historia real” es una canción electro pop bailable que, a través de una lúdica narrativa, relata la necesidad que tenemos a veces de escapar de la realidad, como sucede en los tiempos de pandemia que vivimos. La canción es el debut de Ágata Prisma, proyecto musical de Daniela Guzmán Bertini, y el primer sencillo de su EP “Arrivederci”, cuya producción está a cargo de Mariana Montenegro, quien también colabora con las voces en este primer track.

“Esta canción cuenta la historia de una mujer que quiere seducir en la pista de baile. No es una historia real, porque realmente está en su escritorio con una infinidad de trabajo, pero en su cabeza se encuentra en una fiesta, moviendo seductoramente su cuerpo al pegajoso ritmo de esta música”, comenta Agata Prisma sobre su debut.

“Esto no es una historia real”, se estrenó en Spotify y vía YouTube con un videoclip dirigido por Juan Pablo Faus (quien también dirigió Lunes de Feli Mirez, 2019) que está animado e intervenido por el motion designer radicado en España Rodrigo Salinas, una propuesta llena de simbología, magia y mensajes gatunos.

Agata PrismaLa canción fue escrita y musicalizada originalmente por Ágata Prisma en el “Taller de canciones raras” de la Universidad de Recoleta, dirigido por el músico Esteban Vargas (Pedro Engel anuncia el fin del patriarcado, 2020) en 2019. La propuesta vocal también contó con el apoyo de Álex June (Alejandra Fermer), con quien Daniela pudo afinar cada detalle melódico.

“La invitación de ‘Esto no es una historia real’ es a liberar nuestros animales bailarines e impulsar el instinto para atraer las cosas que deseamos. Un mensaje positivo para un momento donde la mayoría de nosotros tiene que activar su creatividad en el paisaje estrecho de puertas y ventanas que transitamos en estos tiempos encuarentenados”, añade Agata Prisma.

Electro pop, house, disco y sonidos retro son parte de esta composición de Agata Prisma que promete el estreno de su primer EP para este año, con novedosas melodías que transitan en el imaginario bailable e introspectivo.