Durante los últimos años el músico INEINO ha logrado hacerse un nombre dentro de la escena independiente primero como parte de la banda Inarbolece y luego desarrollando una ecléctica carrera en solitario en la cual ha incursionado en variados estilos impregnando a cada uno de ellos un sello propio.  Y eso característica se sigue manifestando en su nuevo sencillo «Antes de Que Pare la Lluvia«, canción que cuenta con la colaboración del músico Arranquemos del Invierno y en la cual la sencilla emocionalidad se toma el protagonismo mientras trascurren distintos sonidos tanto acústicos como eléctricos, algo expresado visualmente de gran forma un videoclip realizado por directora Kareén Fredes.

Aprovechando esta nueva entrega musical conversamos con el músico de Carampangue sobre todo lo que conlleva sus más recientes lanzamientos además del contexto en el cual ha ido desarrollando su música y carrera, entrevista que pueden revisar a continuación:

ineino

  • Tu último single tiene una carga melancólica muy notoria en su sonido. Según tus palabras ¿de qué nos habla «Antes de que pare la lluvia”?

INEINO: «Antes de que pare esta lluvia habla de una reflexión base que es ¿que vamos a hacer antes de que pase la tormenta? ¿cómo enfrentarla?¿de dónde nos vamos a agarrar para sobreponernos luego de caer y no saber qué hacer? Creo que esa idea ronda gran parte de la canción, reflejándonos como personas frágiles, que más allá de cualquier coraza, terminamos con pequeñas fisuras que luego van creciendo. Entendiendo que en esa fragilidad está nuestra fortaleza como seres humanos, dando énfasis en las pequeñas cosas bellas de la vida, como sentarse en el suelo de una calle mientras todos pasan y uno está con alguien que quiere almorzando, riendo».

  • Siempre has desarrollado una propuesta musical muy original y novedosa ¿de dónde vienen esas inquietudes artísticas y esa exploración sonora? 

INEINO: «Muchas gracias al creer eso de mi música, creo que es un punto en el cual he girado mucho tiempo, que se enfoca en encontrar un eje experimental – popular – folclórico, que logre ser expresivo y emotivo para les oyentes, entendiendo ese cruce como una vertiente muy grande de fracaso (en su mayoría), de atrevimiento y de romper algunos estigmas.

Esa inquietud artística nace más que nada de enfrentar esta precariedad tercer mundista en la que estoy sumido de manera creativa, no ahogándome en la falta de recursos, si no, al contrario, convirtiendo esa carencia (tanto material como humana) en un constante desafío, miro el entorno, intento escuchar como suena mi pueblo, la industria, sus gentes. Carampangue suena muy distinto a Santiago y a Concepción, y seguramente a Nueva York o México, entender cómo suena mi contexto, vida, me hace entender como quiero sonar, lo que me suena distinto, robando de todos lados un nuevo sonido, plagiando, cruzando, inventando.»

  • Sabemos que tu proyecto nace en Carampangue. Para quienes no conocemos ese lugar qué nos puedes contar de ahí

INEINO: «Carampangue es un pueblo pequeño, su eje es Celulosa Arauco, es una zona de sacrificio, nuestra lluvia es verde en gran proporción, dejando mucha acidez industrial en los techos y suelos de las casas, tiene ríos y vegas que se inundan. Desde que ya no estoy tanto en Carampangue, me gusta una tranquilidad la cual se genera por una gran cantidad de ruido constante, la casa de mis padres se ubica al frente de dos fábricas de cemento, y muy cercano a empresas de camiones y/o forestales; por lo cual hay un nivel súper alto de ruido en todo momento, día y noche. Me acomoda y tranquiliza el ruido, porque puedo hacer boches pensando en que no estoy molestando a nadie, puedo gritar, saltar, y seguir siendo otro ruido más dentro de esa masa de mundo sonoro. Muy distinto a mi vida intermitente en departamentos, donde siento una constante presión de cantar bajito para no molestar a nadie, o tocar guitarra de una manera mesurada, decidiendo horarios y poniendo límites, y quién sabe, quizás ni siquiera se escucha para arriba, abajo o al lado, pero al pensar en que estoy molestando a alguien ya algo se frena, se tensa.»

  • ¿En qué influenció tu lugar de origen en tu música y propuesta artística?

INEINO: «El origen de mi vida siento que cada vez ha influido más en lo que soy, mi propuesta y música; pero no en lo que llegaré a ser. Haber nacido en un lugar lejano a casi todo, al doctor, a los estudios, a supermercados, etc. genera una eterna consciencia de viaje, de que para ir a cualquier parte es necesaria una serie de acciones, ir al paradero, tener miedo de que el bus pase de largo, el bus se detuvo, pagar, si no te cobran pagar en la bajada, esperar que no se siente un “conocido” cerca, que no se me olvide pagar, etc. De esta forma me he visto siempre envuelto en un enfrentamiento constante con procesos que deberían haber sido simples.

Determinante ha sido igualmente, que más allá de un pequeño pueblo donde no pasa mucho, en mi casa son muy encerrados en si mísmos, la familia es pequeña, por lo que una cuarentena se hace poca frente a una vida de encierros.»

  • ¿Qué significa para ti haber trabajado con Pablo Álvarez de Arranquemos del Invierno en este single?

INEINO: «Significa concretar un sentimiento y una idea, que pensé quizás nunca concretaría. Al terminar la composición base del tema imaginé la voz de Pablo y pensé en su timbre mezclado con toda una instrumentación, se alumbró una luz mental. De las primeras veces que escuché Arranquemos del Invierno en unas sesiones de La Vitrola que quede con su timbre dando vueltas, creo fue acertado el sentimiento. Cuando nos juntamos a grabar su voz, Pablo cambió ciertas líneas melódicas que impulsaron mucho más la canción, superando las expectativas existentes. Cabe mencionar que el apoyo dado por Pablo fue mucho, por lo que estoy muy agradecido de sus pedacitos de tiempo que me regaló, tanto para grabar la canción y el video, como para la vida.»

ineino

  • Sobre el videoclip que estrenaste hace poco ¿tuvieron algún referente visual o estético predominante a la hora de elaborar el video? ya sea en arte, o en lo que transmite en general?

INEINO: «El video al ser producido en tiempos de cuarentenas pandémicas tuvo un precedente que era lo mínimo, trabajamos con un equipo mínimo, Kareén Fredes, Pablo y yo. Con Kareén hemos trabajado mucho en la vida, por lo que de una u otra forma generamos mundos que nos acogen de buena manera. Al entender que teníamos ciertas limitantes nos enfocamos en elementos claves para el video, la iluminación, sus objetos, las texturas y las apariciones humanas. Más que referentes teníamos sensaciones que se acercaban a lo bello, nostálgico y emotivo; partiendo con la base de realizar este trabajo desde el amor. Fue rodado en la casa que habitamos y con muy bajo presupuesto, todo era un desafío, encontrar los candelabros que nos imaginábamos, encontrar – pedir – buscar mucha tela raso cruda, ¿cómo íbamos a iluminar? etc. De una u otra forma es increíble como las cosas van sucediendo y con resultados en los cuales quedamos contentos.»

  • Este single es el inicio de la etapa que traerá tu tercer disco ¿Qué nos puedes adelantar de ese próximo álbum? ¿Por dónde va el sonido y las letras, etc?

INEINO: «Siempre me es difícil hablar de etapas porque soy bien desordenado con las canciones y muchas cosas en general, hoy pensé  en eso, me cuesta seguir una línea con las producciones que estoy haciendo, porque se está constantemente experimentando nuevos cruces musicales, que como decía mas arriba, en su mayoría fracasan, pero uno les agarra cariño a esos pequeños fracasos.

Este tercer álbum tiene algo que no había buscado antes, y es que suene bien, y que fluya. No entiendo porque siempre he hecho canciones super fragmentadas, no logrando un fluir constante, y no tenso siempre, para, sigue, coro, verso, etc. Y al sonar bien, me refiero a que he logrado mayor consciencia de ¿como estoy grabando?¿cómo quiero sonar? y ¿que usar para grabar de la forma en que quiero sonar?, partiendo esta cadena musical con mejores registros, bases e instrumentos.

Creo que el sonido va continuando una búsqueda de un folclore chileno pero más arraigada, mas brillante, mas grande, con mas peso, no tan duro y potente como Sentimentales o tan crudo como El feto que dibuja tu oreja.»