El pasado 02 Agosto los Kuervos del Sur se aprestaban a tocar por tercera vez en el Trotamundos Terraza de Quilpué luego de una jornada doble realizada el día anterior.  Sin duda una instancia en la cual la agrupación volvió a re encontrarse con su público de la Quinta Región y que además sirvió para mostrar su disco «Canto a lo Brujo», lanzado por el 2019 pero que no pudieron presentar del todo debido al estallido social y luego a una pandemia que todavía sigue entre nosotros, pero dentro de todo este caos se comienza a ver la luz y antes de subirse al escenario en esa fría tarde de Lunes conversé con Diego Contreras, bajista de la banda, un tipo de aspecto tranquilo y con el cual pude abordar temas tanto musicales como ajenos a ella pero que de cierta forma afectan la actualidad, una extensa entrevista que puedes revisar a continuación.

Foto: @sebastiandominguez.photo

Foto: @sebastiandominguez.photo

  • ¿Cómo ha sido la vuelta a los escenarios?

Diego Contreras: «Bacán, de verdad que nosotros necesitamos estar tocando, necesitamos el contacto con la gente, todas esas cosas que nos arman como banda y nos dan bencina para seguir funcionando.  Puta, uno necesita esa conexión, esa energía que te hace sentir vivo.  La pandemia golpeó al mundo artístico brígido, a nosotros al principio nos devastó, tratamos de sobrevivir como se pudiera y todo el tiempo esperando este momento de poder volver a tocar.  Igual por ejemplo estamos armando tocatas como éstas en las cuales debemos realizar el doble de fechas debido a la restricción de aforos pero a final de cuentas es volver a vivir, pertenecemos al escenario.»

  • ¿Y esa búsqueda por hacer cosas de la banda a pesar del parate?

DC: «A nivel de redes sociales nos mantuvimos bastante activos, hicimos tocatas online tratando de hacer una por mes, no sé si alguna banda hizo eso.  Si bien no ganábamos las lucas que esperábamos porque debíamos estar generando algo mientras pudiéramos entonces mientras hubiera oportunidad de juntarse íbamos a hacerlo.  Tuvimos tocatas en el Bar de Rene, entonces buscamos maneras de mantenernos activos, bueno cada uno tiene su instrumento somos profes, hay una salida de algo, adecuarse en la casa para hacer clases online, interactuar entre nosotros, mandarnos maquetas y bueno, igual como artistas siempre estamos nutriéndonos de otras cosas que no solamente tienen que ver con tocar el instrumento, temáticas de cosas que nos gustan, tratar de salirse del atrapamiento que implicó la pandemia.  También hubo tiempo para estar con la familia, algo que no teníamos entonces igual nos equiparamos, hicimos una especie de pausa porque veníamos de un rodaje muy brígido de Jueves a Domingo y Lunes a Miércoles ensayando, eso igual fue desgastante.  Al principio fue una pausa y luego darse ánimos entre nosotros mismos y entre la gente que tenemos unos fans bacanes para poder seguir funcionando.»

  • ¿Desde una perspectiva como agrupación como vieron este abandono sufrido por la cultura?

DC: «Terrible.  Un par de entrevistas que he dado o en cada ocasión que pueda siempre digo lo completamente abandonados que fuimos por el estado.  Si bien todo el mundo del espectáculo, todo lo que rodea al mundo artístico ya sea roadies o tramoyas, sonidistas, gente que realiza videos quedaron botados.  Siempre pongo el ejemplo de las líneas aéreas que el gobierno le inyectó lucas porque LAN es una empresa importante para ellos pero a nosotros absolutamente nada.  Nosotros tratamos de salvar con ciertas cosas o bonos a los que postulamos pero la burocracia para poder acceder a ellos es de no creer, una cantidad de hueas que había que llenar y presentar terminaba no siendo un beneficio y si es que te lo daban.  Pésimo, totalmente abandonados por el sistema.»

  • Algo quizás contradictorio tomando en cuenta como en muchas ocasiones se llenan la boca con discursos en los cuales están orgullosos de que seamos un país de artistas

DC: «Yo creo que todos sabemos que esa así, no hay glamour en esta pega.  En otros lados existe esa cuestión pero en Chile no. Aquí me imagino que los únicos que ganan plata con el arte son algunos actores de teleseries pero los músicos serán contados con una mano, el resto nos tenemos que rascar la espalda entre nosotros y hacer un trabajo de locos para generar sueldos para estar funcionando pero hay que hacerlo, por ejemplo todos somos profes algo que pasa con varios músicos en Chile.  Esto no tiene nada de glamour, el apoyo es relativo, muchas veces empresas lo prestan para limpiar imagen financiando shows o conciertos pero estamos a años luz de un desarrollo real y de un tema cultural importante.»

  • ¿Cuál es tu mirada con respecto a las restricciones sanitarias para acceder a los espectáculos?

DC: «Hemos tenido problemas de ese tipo y bueno, la postura de nosotros es super simple, nosotros no estamos obligando a nadie a vacunarse pero necesitamos trabajar, no es culpa que pidan pases de lo que sea, el gobierno pone esas reglas y debemos jugar en esas porque si no cómo comemos. De repente he encontrado insólito las respuestas de la gente culpándonos a nosotros o a los locales, el local necesita funcionar, debe pagarle a la banda y debe darle garantías a la gente, y si el aforo te permite 100 personas con pase de movilidad y el por cada persona que no este vacunada se reducen a 10 personas cómo funciona esa rueda?.  Obviamente el gobierno ve el tema del pase para que la gente se vacune pero nosotros entramos en la dinámica de los que imponen las reglas, la gente debe entender que necesitamos comer.  Yo personalmente y hablo a mi nombre y no de los cabros soy de la idea del que se quiera vacunar bien y el que no no, no tengo atados de estar con gente no vacunada al lado, tengo mis especulaciones sobre el bicho también pero el tema es que esa es la manera en que hay que funcionar, para bien o para mal pero necesitamos trabajar.»

  • ¿Qué se siente volver a retomar la promoción de un disco que fue lanzado hace dos años?

DC: «Claro, nos frenaron en seco.  Sacamos un disco que queríamos tocarlo caleta y no pudimos. Primero fue el estallido social donde pudimos hacer el Caupolicán de cuea  y después en pandemia ahí quedamos entonces ahora volvemos a un proceso de reivindicación del disco, sacamos un nuevo formato físico del «Canto a lo brujo», estamos en conversaciones de hacer un videoclip, entramos a un proceso de composición nuevo pero eso no significa dejar de lado el «Canto…», yo siento que le falta mostrarse.  Estamos madurando los temas y las versiones que la gente va a escuchar en vivo no son las mismas del disco, cambiamos un integrante entonces van a pasar cosas con el disco.»

  • ¿Hay una nueva dinámica en la agrupación?

DC: «Cada músico le aporta algo nuevo.  Recuerdo cuando yo entré a la banda no fue tan amigable la cosa ya que los cabros tenían muchas fechas agendadas y estaban componiendo el disco, tuve que entrar a un rodaje apurado a tocar los nuevos temas y sacar los antiguos.  Ahora fue un poco más relajado porque estábamos parados, puedes pensarlo con más calma, tomarte más tiempo, el Seba tuvo más tiempo, yo entré a parchar igual bacán pero quizás no sea la mejor manera.  Por ejemplo yo todavía estoy madurando el «Canto…», cuando lo compusimos y grabamos teníamos un bagaje de pega cuático, siente que fue un proceso este para la maduración del disco.  Es lo mismo que pasa cuando ves una película que te gustó y cada vez que le encuentras algo nuevo o la ves en distintas épocas.»

  • ¿Y entonces están armando el nuevo material?

DC: «No en el tema conceptual, yo creo que como el «Canto…» es muy distinto a «El Vuelo del Pillán» y «El Vuelo…» es muy distinto al «Porvenir» vamos por la experimentación todo el rato.. Se que hay gente que el encanta «El vuelo…» y por ellos ojalá todos los discos fueran iguales pero yo les propongo otra cosa, ver cómo encajamos en lo que hacemos y permitir la experimentación de las cosas porque encuentro que encasillar la creatividad es complejo.  Estamos en una dinámica de conocernos con tiempo y no con el apuro de antes y ha sido super sano para la mente, música y relación ya que somos gente que prácticamente se ven todas las semanas.. Que la gente no tenga una expectativa de el «Canto…» dos y espera algo totalmente nuevo siempre con la raíz folclórica que es inherente a Kuervos en un proceso de composición más grupal y sin el apuro, algo que hicimos con «El Canto…» poniéndonos nosotros la fecha de cierta forma haciendo todo más intenso.  Lo que vendrá ahora tendrá de seguro algo de la pandemia, esa melancolía o complejidad de tener que estar solos sin saber lo que va a pasar, veremos como lo plasmamos en algo musical y grupal.»

  • ¿En todo este tiempo que se lanzó mucha música has podido escuchar algo que te llame la atención dentro de la escena local?

DC: «Si, eso es paradójico.  Para nosotros fue al revés, algo más introspectivo.  Yo personalmente he quedado loco con las bandas de metal como Nunca Seremos Dichosos, los Éntomos que están por sacar un disco, Recrucide, Overtone, encuentro que el metal acá ha sacado la cara brígidamente, y bueno, cada uno de nosotros tiene gustos distintos, yo soy más rockero y los cabros tienen un arraigo folclórico mucho más cuático que el mío, Gabriel (Fierro, batería) bandas más fusión, algo pasa acá que la búsqueda de las raíces y sonido esencial.»

  • ¿Crees que quizás a nivel de escena eso acá no prime?

DC: «Eso tiene que ver con algo cultural de nosotros. Ojalá la gente trate esto con respeto que aprendí con ellos (banda), no tenía esa apreciación e lo primordial de nuestras raíces y entiendo que es música que hay que tratar con cuidado para no caer en la apropiación cultural, he visto muchas bandas que caen en eso y no suenan tan real perdiendo un poco el concepto, creo que el rock que he escuchado acá tira más pa’ lo gringo, quizás me he perdido de bandas pero es algo que sí he visto en el metal, no sé si hay muchas bandas en lo mismo que nosotros, si bien entiendo que seguimos un poco el legado de Los Jaivas no veo que en general se abra para allá el asunto, ojalá varios más tomaran la batuta.»

  • ¿Cuáles son los próximos pasos de shows en vivo?

DC: «Confirmamos una tocata que se hará para mil personas en Biobio, tenemos conversaciones para Puerto Montt, se están abriendo las posibilidades y tenemos pensado algo grande en Santiago dentro de lo que se pueda en Septiembre probablemente.  Esto va a ser paso a paso, hicimos un gran trabajo durante la historia de Kuervos, hay una libreta importante de contactos de personas que confían en nosotros que saben que aperramos y ahí vamos a estar haciendo la resistencia, si hay que tocar diez veces para hacer cincuenta lucas vamos.»

  • ¿Y las expectativas de volver a tocar para, en este caso, mil personas?

DC: «Desde el Caupolicán o los Beerfest del Padre Hurtado que no tocamos para un público grande.  Es una locura, me encanta tocar en bares medianos o chicos ya que estás al lado del público y hay una cosa íntima super bacán pero yo creo que Kuervos del Sur se disfruta más en un escenario grande, creo que somos una banda de escenario grande, igual es raro en estas tocatas (Trotamundos Terraza y Bar de René) en las cuales la gente se quería parar pero no podían.  Ojalá esto avance rápido, creo que se han hecho pésimas decisiones gubernamentales pero también en muchos lados están fracasando las medidas, entonces estamos frente a algo que nos supera.  Vamos aprendiendo a medida y es muy difícil poder planificar a futuro.  Hay que manejarlo bien y mientras sea de esta manera no queda de otra y esperar a volver a tocar en fechas grandes.»

Kuervos del SurKuervos del Sur