Las etiquetas no definen quién eres…Es la frase que inicia el estribillo de «Príncipe Azul», canción que pretende entregar un mensaje de apoyo, empatía e inclusión influenciado por testimonios de la comunidad LGBTIQ+.

Inspirada por relatos de personas que iniciaron su proceso de transición de género, la cantautora y productora musical penquista «Giyil», siente la necesidad de transmitir un mensaje de conciencia a través de este nuevo trabajo.

«Si bien no habla directamente de procesos de transición, intenta generar conciencia con respecto a las etiquetas que se nos ponen y que aquellas personas que no lo aceptan son el problema». – Giyil.

giyilEl videoclip, realizado y dirigido por Alonso Tapia, muestra metafóricamente como si fuese una historia en donde una princesa espera – o en este caso busca – a su príncipe azul y logra encontrarlo. Sin embargo, es un príncipe diferente, el que en realidad buscaba romper el hechizo de amor verdadero de un sapo, es decir de otro príncipe, lo que genera mucha confusión.

«La canción cierra con la frase ‘Los cuentos de hadas no existen’, tratando de explicar de cierta manera que los cuentos de hadas sólo hace daño al estereotipar el amor y nuestras formas de expresarnos».

El single de la cantautora y productora musical penquista, Giyil, fue inspirado en los testimonios de cercanos que compartieron con la artista su proceso de transición de género.